COMO DETERMINAR TU PALETA DE COLORES.

Para armar un guardarropa que funcione, conviene determinar cuál es nuestra paleta de colores natural y conocer la gama de colores que la realzan.

La paleta de cada persona se determina en función de los colores que por naturaleza tiene y del contraste que existe entre los colores de la piel, los ojos, las cejas y el cabello.

Hay dos grandes grupos de paletas, la fría y la cálida.

Una mujer con colores inadecuados para su tipo se verá cansada, ojerosa y con la piel sin vigor; las arrugas pueden acentuarse y los labios tomar un tinte morado.

En cambio, con colores que le son compatibles y positivos, la misma mujer se verá radiante, iluminada, vigorosa y con luz, y sus ojos cobrarán brillo.

El color incorrecto puede ser el motivo por el que una prenda queda abandonada en el guardarropa.

Paleta aire también llamada invierno
Paleta también llamada verano
Paleta fuego también llamada primavera